Wednesday, August 16, 2006

El genocidio sionista, la victoria de Hezbollá

En el marco de alto al fuego, al menos tres combatientes de la guerrilla murieron en el Líbano por disparos del Ejército israelí, un día después de la entrada en vigor de este, según indicó un portavoz militar. A ello se suma el anuncio de las tropas israelíes de haber matado a Sajed Dawayer, jefe de las fuerzas especiales de la milicia libanesa, antes de que entrara en vigor el alto el fuego el lunes pasado. [1]
Mientras, aviones israelíes lanzaron cerca de 25 mil desodorantes con la cara del líder de Hezbollah, Hassan Nasrallah, con la idea de proseguir una guerra sicológica contra la población libanesa, a pesar del alto al fuego declarado por ambas partes. Los productos tienen forma de cedro (árbol símbolo del Líbano) en el cual se ve el rostro de Nasrallah, con Kefiyeh, y la leyenda: “si quieren pueden encontrar el perfume del cedro desembarazándose de quien destruyó el Líbano”. Es increíble que Israel crea que puede hacer ver a Nasrallah como el destructor del Líbano, cuando todos vieron de donde venían los misiles que no consideraban la situación de civiles, ni la edad de las personas.
Durante la invasión, Israel lanzó volantes con caricaturas críticas a Nasrallah invitando a la población a traicionar a la resistencia, lo cual no ha surtido ningún efecto.[2] Además, como una burla a los refugiados de esta agresión, Israel lanzó panfletos en la ciudad de Tiro pidiendo a los pobladores que no vuelvan a sus casas “antes del despliegue del ejército libanés”. Como si los sionistas hubiesen velado por el bienestar de los habitantes del país, quienes se vieron desplazados precisamente por sus ataques indiscriminados, los panfletos tenían la leyenda: “Por su seguridad, les pedimos no regresar mientras las fuerzas que deben garantizar su seguridad no sean desplegadas”, a lo que se agrega “la situación seguirá siendo peligrosa en el sur del Líbano mientras el ejército libanés y la fuerza de la Organización de Naciones Unidas (ONU) no sean desplegados en todo el sur”.

Por otra parte, La Organización de las Naciones Unidas (ONU), espera enviar su primer contingente dentro de las próximas dos semanas pero por ahora no hay compromisos firmes por parte de ningún país. Estas fuerzas se unirán a un contingente de cascos azules que ya se encuentra en Líbano desde que se iniciaron las hostilidades, sin embargo, no tenía mandato para intervenir. Un alto funcionario del organismo mundial indicó que la primera avanzada podría ser de unos 3.500 efectivos encabezados principalmente por soldados franceses, aunque el gobierno de París aún no ha confirmado el número de soldados que enviará. Eventualmente esta fuerza de cascos azules llegará a un total de 15.000 soldados y la ONU tiene la esperanza de que países musulmanes contribuyan con efectivos. [3] Según fuentes de la Fuerza de Interposición de la ONU en Líbano (FINUL), el despliegue tendrá que ser gradual, con el Ejército libanés avanzando a medida que el israelí se retire del sur del país, algo que podría empezar a suceder mañana jueves.[4]

Hasta ahora han llegado a Beirut los jefes de la diplomacia de Francia y Turquía, Philippe Douste-Blazy y Abdulá Gul, así como los de Malasia y Pakistán, Syed Hamid Albar y Jursheed Kasuri, que encabezan una delegación de la Organización de la Conferencia Islámica (OCI).[5]

Mientras Israel se retira lentamente, su paso ha dejado una estela de muerte y horror para el pueblo libanés. Los servicios de rescate de la Cruz Roja han recuperado más de 100 cadáveres en los últimos tres días en diferentes puntos del Líbano, según ha informado esta tarde George Katán, portavoz de la organización humanitaria en este país. Las operaciones de búsqueda no han comenzado todavía en las aldeas fronterizas que no han sido evacuadas por Israel y que han sufrido intensos bombardeos. En Beirut, los cuerpos sin vida de 13 personas, entre ellas siete niños y un bebé, han aparecido entre los cascotes de edificios derruidos el pasado domingo, la víspera del alto el fuego.[6]

El último balance oficial difundido antes del final de los combates, el lunes, cifraba en 1.200 los muertos civiles, número que no incluía las personas sepultadas bajo los escombros o cuyos cadáveres se encontraban en zonas de las que nadie tenía noticia. La situación al sur del río Litani es dantesca, según diversas organizaciones humanitarias consultadas por Efe. Las personas que han conseguido llegar hasta poblaciones como la fronteriza de Aita aal Shar -en cuyos alrededores se produjo el secuestro de los dos soldados israelíes que desencadenó el conflicto- describen un paisaje desolador de tierra arrasada donde nada queda en pie.[7]

Opinión en la tensa calma
Fred Halliday, profesor del Departamento de Estudios Internacionales de London School of Economics y autor de "100 mitos sobre Medio Oriente", en entrevista a BBC dijo que “Israel ha salido con la peor parte, porque no ha ganado. Tenía que ganar esta guerra eliminando a Hezbolá y eliminando el apoyo político de este grupo armado en Líbano desde afuera, que a su vez es más fuerte que nunca. Los padrinos de Hezbolá afuera ahora son más fuertes.”

“No vamos a ver en Hezbolá un debate como vamos a ver en Israel. Esta guerra va a provocar un debate muy amargo y muy fuerte en Israel. Esto ya empezó porque la derecha israelí dice que debieron haber atacado con las fuerzas terrestres mucho antes y el ejército que va a decir que a los políticos les faltó experiencia; y los liberales, que sostienen que Israel no debió haber actuado así. Probablemente Olmert va a perder su cargo, pero no habrá soluciones a corto plazo.”[8]

Palestina Ocupada, la invasión que la prensa no cubre.
Las Fuerzas de Ocupación Israelíes (FOI) han asesinado esta mañana a cuatro ciudadanos palestinos y herido a otros en Bani Suheila, un barrio de Khan Younis, en la Franja de Gaza, luego que un avión de guerra sobrevolara la ciudad disparando un misil. Además fueron derribadas cuatro casas con el ataque dejando a varias familias sin hogar.[9] Los nombres de las personas asesinadas son Musa'b Qdeih de 19 años, Hasan Sha'th de 70 y su hijo Ibrahim de 45.[10] Según medios de prensa palestinos, se hallaron dos cadáveres y otros dos podrían encontrarse bajo las ruinas de la edificación. En el ámbito de la guerra psicológica contra los civiles de la Franja de Gaza, se conoció que antes de la incursión aérea los dueños de la casa recibieron una llamada telefónica de la Inteligencia militar israelí que anunció el ataque. Los propietarios perecieron en el interior de la vivienda, afirman vecinos.[11]

203 palestinos han muerto y 800 han sido heridos desde que Israel inició su operación “Lluvia de Verano” en busca del soldado israelí capturado en los Territorios Ocupados por la resistencia palestina.[12]

Mientras, en Cisjordania, las FOI arrestaron a once palestinos de las ciudades de Hebron, Jenin Tulkarem y Belén.[13] Los arrestos son justificados por las FOI por las protestas de los palestinos al establecimiento de puntos de control que les impiden llevar a cabo una vida normal.

Saeb Erekat, director del Departamento de negociaciones de la Organización para la Liberación de Palestina (OLP) llamó a Israel a terminar con las agresiones al pueblo palestino, principalmente los asesinatos, el bloqueo económico, los disparos a las casas de civiles, entre otros. Esta situación de hostigamiento de Israel han dado pie a una crisis humanitaria de proporciones.[14]

A un año de la retirada unilateral de Gaza, no hay nada que celebrar.

Estos dichos de Erekat se dan a un año de la retirada unilateral de Gaza por parte del Ejército de Ocupación. Los palestinos prefieren olvidar aquellos momentos cuando invadidos de ilusorias esperanzas corrían hacia los ya abandonados asentamientos y derramaban lágrimas de alegría al ver que su pequeño territorio volvía a pertenecerles. "Hoy no hay nada que celebrar. El único beneficio que tenemos es que ya no ves a los soldados por Gaza pero las incursiones son cada vez más frecuentes. Ayer mismo murieron tres personas en un ataque aéreo y muchas más resultaron heridas", asevera Mohamed Mamduh, de 65 años y habitante del campo de refugiados de Yabalia. Las preocupaciones de su amigo Mahmud Abdala -de 45 años- son otras. "Llevamos más de cinco meses sin cobrar nuestros salarios. Mi hija esta enferma y las fronteras están cerradas, no entran medicinas. Lo único que quieren es empeorar nuestra situación".[15]

En su primer ataque Israel bombardeó la principal central eléctrica de Gaza y desde entonces los palestinos de la Franja viven en sus casas con un flujo de luz intermitente. "Cuando atacan lo primero que hacen es bombardear los transformadores y líneas de electricidad. No hay luz y tampoco disponemos de agua corriente. La poca que hay la medimos con cuenta gotas", explica Abdala. Y continúa: "La terminal de Rafah (único paso al exterior para los palestinos), fue cerrada desde la captura del soldado. Mucha gente ha perdido sus trabajos en países árabes y muchos jóvenes no han podido reanudar sus clases en universidades del extranjero. ¿Por qué tendríamos que celebrar hoy algo?"[16]

Crisis económica.
El agravamiento de la situación humanitaria, producto del bloqueo impuesto por Israel, ha afectado también a la economía y las posibilidades de subsistencia de los palestinos. La Oficina Central de Estadísticas Palestinas ha dado a conocer que el PIB del segundo trimestre de 2006 ha caído 1,7 puntos en comparación al primer trimestre. Las principales actividades que decayeron en los territorios palestinos han sido: La Construcción (-18,8%), la agricultura (-2,0%) la industria manufacturera (-1,7%), la actividad financiera (-4,4%).[17]
[1] La Nación de Chile, 16 de agosto, 2006.
[2] La Nación de Chile, 16 de agosto, 2006.
[3] BBC Mundo, 16 agosto, 2006.
[4] El País de España, 16 de agosto, 2006.
[5] El País de España, 16 de agosto, 2006.
[6] El País de España, 16 de agosto, 2006.
[7] El País de España, 16 de agosto, 2006.
[8] BBC Mundo, 16 de agosto, 2006.
[9] En Palestina, las viviendas se construyen hacia arriba entregando un piso distinto a cada miembro de la familia que se independiza, por lo tanto, cuando el Ejército Sionista derriba una casa, quedan al menos tres familias sin hogar.
[10] WAFA, Palestinian News Agency, 16 de agosto, 2006.
[11] Prensa Latina de Cuba, 16 de agosto, 2006.
[12] Internacional Press Center, 16 de agosto, 2006.
[13] WAFA, Palestinian News Agency, 16 de agosto, 2006.
[14] WAFA, Palestinian News Agency, 16 de agosto, 2006
[15] BBC Mundo, 15 de agosto, 2006.
[16] BBC Mundo, 15 de agosto, 2006.
[17] WAFA, Palestinian News Agency, 16 de agosto, 2006.

1 Comments:

At 7:48 AM, Anonymous Anonymous said...

boicot a Israel ya
http://voto-economico.blogspot.com
http://www.nodo50.org/csca/palestina/campanya_boicot-2002.html

 

Post a Comment

<< Home